AVE Madrid Barcelona

Viajar es seguramente una de las actividades que más gustan y con las que mejor se sienten los ciudadanos de cualquier parte del mundo. Además de salir de nuestro espacio habitual, con cada uno de los viajes, por cercano que sea y por poco tiempo que nos permita disfrutar de otro entorno, quizá sólo un fin de semana, logramos evadirnos de la rutina o al menos hacerla más amena.

Pero no sólo en el destino se encuentra el disfrute, también en el trayecto. Por eso, tomar el AVE Madrid Barcelona para acudir a la ciudad condal se plantea como la mejor opción de viaje para cualquier tipo de pasajeros, tanto para los que hacen la ruta de Madrid a Barcelona con fines empresariales, como para los que visitan la ciudad de Gaudí con un propósito turístico y cultural.

AVE Madrid Barcelona

El recorrido que cubre el AVE Madrid Barcelona desde su origen en la estación de Madrid Puerta de Atocha hasta nuestro destino en Barcelona Sants, la estación principal de Barcelona, resulta realmente conveniente y ágil, consiguiendo que los tempos sean muy apurados, tratando de mantener el compromiso de puntualidad que ofrece la compañía ferroviaria.

Los trenes del AVE Madrid Barcelona pueden llegar a alcanzar velocidades máximas de 310 kilómetros por hora, lo que lleva a conectar estas dos importantes ciudades españolas en unas dos horas y media cuando se trata de un convoy sin paradas intermedias, todo un logro, pues supone mucho menos de la mitad de lo que se tardaría en recorrer esta misma distancia por carretera en coche.

Sin pago de peajes, colas ni atascos, y con un amplio espacio en el que sentarse cómodamente todo el camino, la satisfacción está garantizada.

No todos los trenes de esta línea hacen paradas intermedias, y en los que sí las hacen, las pausas son verdaderamente reducidas deteniéndose únicamente en tres ubicaciones a lo largo del camino: la estación de Delicias en Zaragoza, la ciudad de Lleida y Camp de Tarragona en el municipio tarraconense.

Un amplio y esmerado servicio

Con unas 16 horas de servicio diario, pues el primer AVE Madrid Barcelona sale a las 05:50 y el último a las 21:25 entre semana, y con una frecuencia de salida de media hora en los momentos de más afluencia de pasajeros, es posible encontrar billetes por menos de 60 euros y con un máximo de 150 euros, dependiendo del horario escogido.

Renfe presta diversos servicios a los pasajeros a bordo del tren, entre los que destacan el de cafetería, disponible en todos los trenes de la red AVE, el de prensa, tanto nacional como internacional para los viajeros de clase Preferente, o el de la emisión de películas y documentales con una programación que se renueva constantemente.

Todos estos servicios y un buen número más de los que poder hacer uso o bien todos los pasajeros o bien quienes han adquirido un billete de tipo Turista + o Preferente, permiten a los usuarios del AVE Madrid Barcelona estar perfectamente atendidos durante todo el tiempo que se encuentren a bordo del tren.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Noticias Ave Anteriores